Frameworks de desarrollo rápido de aplicaciones

En los últimos años ha habido un crecimiento de frameworks basados en diversos lenguajes para el desarrollo rápido de aplicaciones, el objetivo de estos frameworks es eliminar las repetitivas tareas que normalmente hay que realizar a la hora de desarrollas aplicaciones ya sean web o de escritorio.

El primero de estos frameworks fué Ruby On Rails , que ha tenido un éxito bastante grande en los últimos años, prueba de este éxito es la salida de otros con filosofías muy similares, como por ejemplo Grails para Groovy, MonoRail para ASP.NET o el objetivo de nuestra entrada Django para Python.

Estos frameworks se centran en varios puntos concretos, uno de ellos es la persistencia de los objetos “entidad” y los métodos de gestión de dichos objetos, con el uso de estas APIs vamos a simplificar de forma bastante importante todo el código que necesitamos para gestionar este aspecto. Otro de los puntos es facilitar la creación de paginas web para la gestión de lo que se suele conocer como backoffice. Normalmente muchos de estos frameworks se asocian al mundo web, pero esto no es del todo así, si bien es cierto que RoR es un conjunto de APIs cuyo objetivo es la web, si nuestra aplicación no esta dirigida a este entorno, podemos usar las APIs de RoR para la gestión de clases de entidad y usarlas, por ejemplo, en una aplicación de escritorio.

Uno de los pilares básicos de RoR es lo que se conoce como CoC, es decir, Convention Over Configuration. El principio básico de estas siglas es tratar de eliminar lo máximo posible los ficheros y parámetros de configuración mediante el seguimiento de unos estándares a la hora de codificar la aplicación. Así por ejemplo si en nuestra clase de entidad llamamos a nuestras variables de la misma manera que se llaman las columnas en la base de datos, el framework se encargará de gestionar el mapeo y nos generará métodos para acceder a dichas variables de forma automática. Esto, sin duda, tiene muchos beneficios ya que nos ahorra escribir mucho código, sin embargo también tiene su lado menos ventajoso, y es que si algo falla al estar “oculto” por el framework nos costará mas esfuerzo encontrar el error.

Otro de los aspectos mas relevantes de RoR es lo que se conoce como Scaffolding, esto es, la generación de todas las clases y métodos de gestión de nuestras entidades de forma automática. De esta manera, usando scaffolding RoR nos creará los métodos para crear, recuperar, actualizar y borrar nuestras entidades del almacenamiento persistente que usemos.

En futuras entradas del blog nos vamos a centrar en Django, cuyas características son similares a lo que hemos hablado anteriormente de Ruby On Rails.

Uno de los principales beneficios de usar Django es el lenguaje de programación. Python esta muy extendido globalmente y tiene una larga historia detrás de él, lo que le hace un lenguaje muy estable, rápido y con multitud de librerías para hacer casi cualquier cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: